El equipo de los Washington Redskins sigue sin poder salir del ojo del huracán. Después del movimiento de aficionados, trabajadores e incluso patrocinadores para lograr y aprobar el cambio de nombre de la franquicia, 15 empleadas de la organización denunciaron ante la prensa haber sufrido acoso sexual y abuso verbal por parte de ejecutivos de alto rango del equipo. La NFL anunció durante el fin de semana a través de un comunicado oficial que investigará estas acusaciones y mencionó que las denuncias serán tomadas con mucha seriedad debido a que van en contra de todos los valores laborales que tiene la liga.