Ya conocemos a los cuatro equipos restantes en la búsqueda por el trofeo Vince Lombardi. Con una mezcla de resultados lógicos y sorpresas, las finales de conferencia han quedado definidas. A continuación, te contamos sobre los partidos que se vienen.

Buffalo vs Kansas City

En la americana, la lógica se impuso. Los Bills y Chiefs se enfrentarán para definir quién será el representante de esta conferencia en el Super Bowl.

Los equipos rankeados en los lugares 1 y 2 hicieron valer su condición de favoritos. Comenzando por los Bills, hicieron valer su casa, el Bill Stadium de Orchard Park, para imponerse por un extraño 17-3 a los Baltirmore Ravens.

Lamar Jackson, quien una semana antes había ganado su primer partido de playoffs, buscaba seguir extendiendo la marca de su entrenador John Harbaugh, como el más ganador en postemporada fuera de casa. Pero el MVP tuvo un día de pesadilla, con sólo 162 yardas, una intercepción y cero touchdowns. Además, tuvo que salir por una conmoción, dejando su lugar a Tyler Huntley.

Para los Bills tampoco fue un gran partido, siendo limitados a 17 puntos por la defensa de Baltimore, pero Stefon Diggs levantó la mano para hacer las jugadas grandes. Con ocho pases recibidos para 106 yardas y un touchdown, fue quien encaminó a la ofensiva. Josh Allen, quarterback de Buffalo, tuvo una tarde muy discreta, con sólo 206 yardas y el pase a Diggs. Pero el gran mérito estuvo en no conceder pérdidas de balón.

No cabe duda que fue un partido bastante irregular para Bills, siendo superados en el tiempo de posesión, yardas por aire y yardas por tierra. Si bien pudieron sacar adelante la ronda divisional, ante los Chiefs no saldrán vivos con una actuación similar. Esta semana deberá ajustar McDermott en todas las líneas para aspirar a conseguir el puesto para el Super Bowl.

Y los Chiefs sufrieron más de lo esperado. En Arrowhead, Pat Mahomes y compañía recibieron a unos aguerridos y motivados Cleveland Browns que se fueron con la cabeza en alto. El resultado final fue 22-17, que demuestra lo parejo del partido.

Al medio tiempo del partido, el marcador de 19-3 era por demás engañoso. Los pupilos de Andy Reid supieron sacar rédito de las ofensivas que tuvieron, mientras que los Browns desperdiciaron sus visitas a la zona roja. Aquí, un balón suelto en la yarda 1 que terminó en touchback es, sin duda, la jugada que marcó el partido.

En la segunda mitad, Baker Mayfield fue por todo y, con un juego agresivo, se fueron acercando al marcador. La defensa de Chiefs no era capaz de detenerlos y, cuando llegaron a 22-17, las alarmas se encendían en el estadio. El mejor equipo de la americana estaba siendo amenazado por la sorpresa de la temporada. Para complicar las cosas, Pat Mahomes tuvo que salir por una conmoción, tras una jugada de carrera, dejando el campo con 21 de 30 pases completos, con 255 yardas y un touchdown.

Pero Chad Henne, quarterback suplente, logró solventar el problema. Su actuación fue satisfactoria, a pesar de una intercepción, y terminó con un hashtag en redes, #HennethingIsPossible, después de una jugada clave donde corrió buscando el primero y 10.

Para la final de conferencia, será crucial el status de Mahomes, el alma y líder de este equipo. Además, la evolución de Edwards-Helaire para la carrera será importante, ya que sólo Darrel Williams tuvo un aporte importante por tierra. Si en estos dos ejes tienen problemas, Kansas City sufrirá, a pesar de ser local y pondría en riesgo el campeonato.

Tampa Bay vs Green Bay

Duelo de bahías y de dos quarterbacks que estarán en el Salón de la Fama. En la nacional, la lógica se impuso con los Packers, pero los Bucs sorprendieron en New Orleans.

Comenzando con Green Bay, el conjunto de Aaron Rodgers es el que dejó mejores sensaciones de los duelos divisionales. Se vio muy parejo en todos los sentidos y se impuso con autoridad a los Rams por 32-18.

El equipo estuvo aceitado en todos los aspectos, con variantes por aire y tierra, marcando puntos en cada cuarto, y siendo el segundo donde tomaron una ventaja definitiva. Aaron Rodgers sigue dando actuaciones sobresalientes, ahora con 23 de 36 pases completos, para 296 yardas y dos touchdowns sin intercepciones. Además, fue apoyado por Aaron Jones y Jamaal Williams por tierra, sumando más de 160 yardas en conjunto.

La defensa también estuvo a la altura, secando a Jared Goff a sólo 174 yardas y un touchdown, mientras que por tierra sólo aceptaron 96 yardas. Además, capturaron cuatro veces a Goff. Todo esto hizo que se mantuvieran por menos de 24 minutos en el campo.

De momento nada le duele al conjunto de LaFleur, quienes parten como favoritos en la final de conferencia.

Y los Buccaneers dieron la gran sorpresa ante los Saints. Guíados por Tom Brady, vimos un encuentro emocionante, donde los dos quarterbacks sumaron 85 años de edad. Pero esto quedó en anécdota, porque dieron gran partido ambos mariscales.

De alguna manera, Tampa Bay se las ingenió para mantener el empate al medio tiempo. Con un 13-13, parecía cuestión de tiempo para que New Orleans tomara la ventaja. Pero las entregas de balón por parte de Brees fueron las que inclinaron la balanza a favor de la visita, que a la postre terminaría con marcador de 30-20.

Fueron casi cinco años desde la última vez que Drew lanzó tres intercepciones. Y hoy, en el que pudo ser su último encuentro en la NFL, lo volvió a hacer. Con números bastante discretos, 19 de 34 pases completos, 134 yardas y un touchdown, los números no le hacen justicia al quarterback con más yardas aéreas en la historia, el único en sobrepasar las 80 mil.

Por el otro lado, Tom Brady completó 18 de 33 pases, para 199 yardas y dos touchdowns. Pero el mayor mérito fue no haber entregado el balón. Si bien hubieron algunos pases que quedaron cerca de ser robados, no llegaron a consumarse.

Tampa Bay también tuvo una destacada actuación de sus corredores. Tanto Fournette como Jones II respondieron en momentos importantes, dando variedad al ataque. Y hablando de variedad, Brady logró conectar con ocho receptores distintos, lo cual habla de que cuenta con un arsenal muy respetable.

Tampa Bay logró superar a un rival dificilísimo, pero Packers no será más sencillo. El frío de Wisconsin puede ser un factor determinante y, aunque Tom Brady sabe jugar en bajas temperaturas, el resto del equipo puede sufrirlo.

 

¿Quiénes son tus favoritos para llegar al Super Bowl? Yo voy con Buffalo y Tampa Bay.