fbpx

CARLOS ORTIZ CONQUISTA EL HOUSTON OPEN

El golf mexicano tuvo que esperar 42 largos años para ver nuevamente a un representante de nuestro país obtener un título de la PGA. El día de hoy, Carlos Ortiz lo ha vuelto a hacer.

En la ciudad de Houston, Texas, Carlos se ha llevado el Vivint Houston Open, con un score de trece bajo par, para dejar en el segundo puesto al japonés Hideki Matsuyama y al golfista número uno del mundo, Dustin Johnson, ambos con tarjeta de -11.

La actuación de Ortiz fue por demás sobresaliente a lo largo de los cuatro días, en los cuales pegó 67, 68, 67 y 65 golpes. Es decir, todos los días estuvo, al menos, dos golpes por debajo del par, siendo el único golfista en lograrlo. Es de destacar que la última ronda fue de -5, donde los nervios se incrementan debido a la presión de saberse en los primeros puestos, y ante la posibilidad de ganar el torneo.

El primer día, Carlos comenzó los primeros nueve hoyos de manera contundente, con tres birdies en los primeros siete hoyos. Sin embargo, la segunda parte fue bastante irregular, ya que logró birdies en el 13 y 16, para después enlazar par de bogeys en los hoyos 17 y 18. Así, cerraba el día en tres bajo par y buenas sensaciones en el campo.

El viernes fue un día similar, con los primeros nueve hoyos obteniendo tres birdies y un solo bogey. La situación segunda mitad de la jornada fue similar al jueves, producto de un birdie y un bogey para cerrar con tarjeta de dos bajo par y -5 acumulado. De esta manera, pasaba el corte sin problema y se mantenía en lo alto de la tabla.

El sábado fue casi una copia de los días anteriores. Los hoyos 1 al 9 se convirtieron en los mejores aliados del mexicano, ya que volvía a sacar ventaja producto de tres birdies y un bogey. En la segunda mitad del campo, logró navegar tranquilamente y, por primera vez en el torneo, se iba sin bogeys, además de conseguir un birdie. Tres bajo par en el día y -8 acumulado, con lo cual llegaba al domingo empatado en el segundo lugar, a sólo un golpe de Sam Burns y con el mismo score de Jason Day. Así, las posibilidades de ganar el Abierto estaban más cerca que nunca.

Carlos comenzó la ronda final de a tambor batiente, mostrando sus credenciales como candidato a campeón, al obtener tres birdies entre los hoyos 4 y 9, sin bogeys, tomando el liderato. Entre los hoyos 10 y 15 logró mantener el par, y en el 16 obtuvo birdie. El 17 fue nuevamente par, y llegaba al último hoyo de la competencia con -12, con un golpe de ventaja sobre Matsuyama y Johnson, y sabiendo que el par del 18 le era suficiente para declararse ganador.

No obstante, el mexicano quería concluir de la mejor manera el torneo y arrancó con un gran driver de 309 yardas al centro del fairway y en buena posición para poder llegar al green. El segundo golpe fue un approach bastante bueno, de 180 yardas, y que lo dejaba a sólo 22 pies del hoyo. La oportunidad del birdie era latente, aunque un poco complicada. Sin embargo, con un putt de alto grado de dificultad embocó la bola, para obtener el birde, -5 en el día, -13 total y, lo más importante, el título del Vivint Houston Open.

Tan pronto embocó se abrazó con el caddie y las lágrimas comenzaron a rodar en su rostro. Las cámaras lograron captar a su esposa, quien también lloraba de la emoción, y no es para menos. Tras siete años en el Tour, pudo coronarse campeón de un torneo, y darle una alegría a su país, que no veía una victoria desde que Víctor Regalado conquistó el John Deere Classic en 1978.

Al oriundo de Guadalajara, Jalisco, le representa varias cosas esta victoria: Primer título de la PGA, su mejor posición en un torneo tras haber conquistado el segundo lugar en Mayakoba en 2020, un millón 260 mil dólares como premio, y subir al séptimo lugar en el ránking de la FedexCup.

No queda duda que es el mejor fin de semana en la carrera de Carlos Ortiz. A sus 29 años, el futuro se ve bastante promisorio. La temporada 2020/21 puede ser la mejor de su carrera y, a pocos días de comenzar el Mayakoba Open, se convierte en la carta fuerte de México para que un nacional se corone ahí.

Enhorabuena para Carlos Ortiz. Que sea el primero de muchos títulos en la PGA. Ya eres un orgullo nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *