Ya ayer te comentábamos sobre la postura más estricta por parte de la NFL sobre los protocolos a seguir con los 32 equipos. Pero las noticias siguen siendo desalentadoras y este miércoles no fue la excepción.

Si la gran mayoría de la liga se ha comportado a la altura y respetando lo establecido, pareciera que los Tennessee Titans son los “chicos malos” del grupo. No conforme con la gran cantidad de casos que se han reportado, ahora se investiga por parte de la liga posibles entrenamientos “clandestinos”. Es decir, parece que no hicieron caso a la orden de no entrenar en sus instalaciones y esto ha generado gran especulación.

Con esto, la situación es más que crítica para el equipo de Tennessee, debido a que ya tuvo que posponer un encuentro ante los Pittsburgh Steelers y ahora está también en riesgo el partido ante los Bills. Si la NFL ya tenía presupuestada la cancelación de un partido con la posibilidad de agregar una semana después de la jornada 17, tener un equipo con dos partidos pospuestos puede tener decisiones distintas.

¿Qué tipo de decisión? El último comunicado hablaba de pérdida de selecciones de draft o la posibilidad de perder partidos. Pues esta segunda opción sería la más viable con los Titans, si es que se confirma la violación al protocolo

Si esto no fuera suficiente, los New England Patriots cancelaron sus prácticas de miércoles y jueves, después de que el esquinero Stephon Gilmore diera positivo por COVID-19. Es el segundo caso confirmado después de Cam Newton y hay otro jugador como en lista de reserva COVID. También está en riesgo su partido ante los Denver Broncos del domingo, pero la situación no es tan crítica porque pueden utilizar la última semana para realizar este juego.

El caso de los Patriots no sólo afecta al equipo de Bill Belichick, sino que hay mucha preocupación por el QB de los Chiefs, Patrick Mahomes, quien estuvo en contacto constante con Gilmore después del partido del lunes por la noche. Considerando que el positivo fue confirmado menos de 48 horas después, el equipo completo de Kansas City está en vilo por esta situación.

El efecto dominó puede empezar a darse con el coronavirus, con Kansas como el primer equipo que lo sufre. La situación está a muy poco de salirse de control y es necesario que la liga tome decisiones estrictas antes de llegar a una crisis máxima.

Si tú fueras Roger Goodell, ¿Qué harías con la liga? ¿Sólo castigarías a los equipos involucrados o pensarías hasta en posponer jornadas?