Los estadios tendrán que plantearse dejar espacio entre aficionados, o tal vez se refuerce la tendencia de construir estadios de menor capacidad pero con mayores comodidades para ganarse al espectador que tiende cada vez más a ver eventos desde un dispositivo móvil que acudir físicamente.

Son las transmisiones el gran área de batalla para todo el mundo, los derechos de difusión es el ingreso más grande que tiene una organización deportiva, seguida de la venta de jugadores, el comercio de la mercancía como jerseys y licencias, y las entradas de boletos, por lo que seguir el negocio sin aficionados en el estadio es posible a corto plazo.

Quienes más van a sufrir son las organizaciones de eventos pequeños, que no tienen la red de recursos. Serán menos vistos, menos apoyados y corren el riesgo de no ser visibles para su público objetivo y hasta podrían llegar a desaparecer, perdiéndose así la diversidad como una representación de otros grupos sociales.

Los esports venían siendo una realidad y se reforzarán eventos como el eFIFA y Fortnite LOL. Hoy es más fácil ver a millenials y jóvenes de la generación Z usar videojuegos y no solo ver los eventos.

Los eventos serán más cortos o más sencillos, porque el lujo deportivo y los viajes sufrirán para estabilizar los costos, lo que repercute en la comercialización del juego. No habrá fichajes bomba, todo podría ser incertidumbre y austeridad en el gasto.

Aumentará el sedentarismo, el consumo de productos “saludables”, y la ansiedad por conseguir un estereotipo corporal aún en la reapertura de los gimnasios, consultorios de nutrición, spa´s, tiendas deportivas, que serán los últimos en abrir

Seguirán siendo exhibidas las limitaciones tecnológicas que tienen las empresas deportivas para adaptarse o tener un plan B.

Ahora nos dimos cuenta de lo fundamental que es la alimentación, la actividad física, las emociones y la convivencia, pero después del coronavirus tristemente se regresará a una rutina donde el deporte es mero entretenimiento para la gran mayoría de la población.

El golf será junto con las luchas y artes marciales mixtas los primeros deportes en regresar a la actividad, aunque sea a puerta cerrada

Patrocinadores nunca antes vistos verán su oportunidad de aparecer. Algunos productos o servicios ya no serán vistos como enemigos sino como aliados.

El miedo al error será notorio, habrá más errores o juegos robotizados por el miedo a recibir sanciones o peor rendimiento físico por una mala planificación.

 

Este articulo nos los enviaron nuestros amigos de los-aficionados.com.¡Muchas gracias por la colaboración!