fbpx

DIEGO SCHWARTZMAN AVANZA A SEMIFINALES

Para mucha gente, este 2020 no ha sido nada bueno. Pero esto no aplica para Diego Sebastián Schwartzman. El argentino, nacido en Buenos Aires hace poco más de 28 años, ha tenido un año sobresaliente, confirmándolo el martes en Roland Garros.

En el partido de cuartos de final tuvo como rival al austriaco Dominic Thiem, quien llegaba como campeón del US Open y siendo uno de los grandes favoritos al título… sólo por debajo de Rafael Nadal.

Para llegar a esta ronda, el camino había sido relativamente sencillo, pero mucho de esto debido al gran nivel que Diego ha mostrado. Con cuatro partidos en el torneo, tenía un score en sets de 12-0. Es decir, a todos sus rivales los había eliminado en sets corridos, y sólo en el partido ante el eslovaco Norbert Gombos necesitó de un tiebreak en el primer set. Un desempeño sobresaliente, si acaso la única duda era que ninguno de sus contrincantes estaba preclasificado.

El partido ante Thiem tenía mucho significado. En primer lugar, una victoria lo pondría por primera vez en su carrera en semifinales de un Grand Slam. Y, además, estar entre los cuatro mejores le permitiría acceder al top 10 del ránking ATP. Los motivos para buscar la victoria ante la tercer mejor raqueta del torneo eran bastantes y no los desaprovecharía.

El polvo de ladrillo de la Philippe Chatrier presenció un juego de altísimo nivel. El primer set tuvo que irse al tiebreak, donde Diego quebró un par de veces a Dominic, para llevarse el set 7-6(1). La posibilidad de una sorpresa se estaba asomando.

Pero este golpe hizo reaccionar al austriaco, lo cual le permitió ganar los siguientes dos sets por 7-5 y 7-6(6). En ambos parciales, los quiebres estuvieron a la orden del día, muchos puntos llegaban igualados a 40, la paridad era total y era en pequeños detalles donde se ganaban los puntos.

El cuarto set fue una copia de los tres anteriores, sin un claro favorito, y nuevamente llego el tiebreak, el tercero en cuatro sets. Nuevamente Diego sacó fuerzas de flaqueza, porque ya eran cuatro horas y media de partido, y se llevó el parcial por 7-6(5). Dos sets por bando y todo se definía en el quinto set.

Recordando que en Roland Garros no existe tiebreak en el quinto set, parecía que el partido podía alargarse muchas horas más. Pero Diego se mostró mejor físicamente que Thiem, fue más certero y aprovechó las dos oportunidades de quiebre que tuvo para llevarse el set por 6-2 y declararse vencedor en este gran partido.

Desilusión para el campeón del US Open, que veía la posibilidad de llegar a la final ante la ausencia de Roger Federer y siendo una superficie que le estaba sentando bien.  Ser eliminado en cuartos de final no estaba en los planes de Thiem, en definitiva.

Ahora para Diego el rival en turno es el español Rafael Nadal, el mejor tenista en arcilla de la historia, Diego está mostrando un nivel superlativo que le hace pensar que lo puede vencer, pero no lo tendrá nada fácil. El nacido en Manacor despachó a Jannik Sinner en sets corridos, tampoco ha perdido un solo set en el torneo y tiene marca de por vida de 96-2. Es decir ¡Dos derrotas en 14 años de juego! Pero si alguien viene con el nivel y la motivación es Schwartzman, y es seguro que tendremos un partido espectacular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweet
Share