Durante el fin de semana Bernie Ecclestone hizo una serie de declaraciones racistas que provocaron respuesta de la estrella de la Fórmula 1, Lewis Hamilton, quien mencionó que no parará hasta cambiar y erradicar el racismo que hay dentro de la organización. La Fórmula 1 condenó públicamente las declaraciones de Ecclestone y decidió quitarle el título de “Presidente Emérito de la F1”.