Sin duda todos estamos desesperados por el regreso de los deportes. Como aficionados extrañamos ver a nuestros equipos o atletas favoritos en vivo y, aunque algunos eventos han vuelto, aún faltan muchos.

Siempre he pensado que los deportes son lo más importante de lo menos importante, por lo que no creo que sean una razón por la cual las personas deban de arriesgar su salud, sino todo lo contrario. El caso del tenista Novak Djokovic es un ejemplo claro de las consecuencias que esto puede tener.

Un torneo que bien tenía la intención brindar alegría y distracción a los aficionados del tenis acabó por convertirse en una catástrofe en donde varias personas, incluyendo a Nole, resultaron contagiadas por no respetar las precauciones establecidas por todos los organismos de salud.

Lo que estamos viviendo es algo único y todos estamos aprendiendo y haciendo nuestro mejor esfuerzo para atravesar esta situación. Los atletas deberán ser líderes y responsables de poner un buen ejemplo, pero algunos están haciendo totalmente lo contrario y están perjudicando a miles de deportistas que también están desesperados por volver a la acción.

Si aumentan los contagios y sigue habiendo brotes de enfermedad en eventos como este, o bien si los líderes de los deportes, como es también el caso de Tom Brady, no comienzan a tomarse en serio las indicaciones de las organizaciones de salud, los deportes tardarán aún más en regresar y se creará un efecto dominó que hará la vuelta aún más complicada.

Esto dejó de ser cosa de algunos cuantos hace mucho y para que la acción pueda regresar a los estadios, campos de entrenamiento, y duelas, hace falta que todos cooperemos porque, si bien los deportes son lo más importante de lo menos importante, no quiere decir que no nos hagan falta.

Por esto recalco que los atletas que son considerados líderes no pueden perder de vista que son un ejemplo tanto para sus compañeros como para la sociedad en general, y que sus acciones tienen influencia en la forma de pensar y actuar de millones de personas. Ellos tienen el poder de cambiar el mundo y no pueden permitirse ser irresponsables.

Checa otros artículos de Maria Jose aquí:

Unidos contra el racismo 

La unión hace la fuerza 

¿Qué son los deportes?