La Bundesliga está de regreso y este fin de semana estuvo lleno partidos donde pudimos ver a las estrellas de la liga alemana en todo su esplendor, pero el encuentro que más nos sorprendió fue el del Borussia Monchengladbach estrenándose como local (post COVID) ya que su estadio estaba repleto de cartones con las fotos de sus aficionados. Es así como pudimos ver a más de 13,000 fanáticos en las gradas del Borussia-Park, apoyando a su equipo en esta nueva modalidad y demostrando que el jugador número 12 siempre está cuando su equipo lo necesita.