fbpx

FASES PREVIAS DEL AO SE JUGARÁN EN DUBÁI

FASES PREVIAS DEL AO SE JUGARÁN EN DUBÁI

La llegada de los últimos días del 2020 daba cierta esperanza, confiados en que 2021 sería un año más “normal”. Pero, al menos en el deporte blanco, las cosas no serán así.

El mes de enero es esperado por todos los aficionados al tenis, que ven cómo regresan las actividades de la ATP y WTA en Australia. Pero el coronavirus sigue haciendo de las suyas.

¿Cuáles son los cambios?

Tennis Australia, el organismo que se encarga de organizar el primer Grand Slam del año, el Australian Open, ha informado algunos cambios para este torneo. El primero, y más grande, tiene que ver con las fechas en que se jugará, comenzando el 8 de febrero. Es la segunda modificación que se ha realizado, ya que días antes se había informado al 1 de febrero como fecha inicial, pero ahora se recorre una semana más. Así, serán 21 días después de la fecha original que arrancará el torneo más importante del país oceánico.

A pesar de las severas restricciones que el gobierno australiano ha impuesto, como el cierre de las fronteras desde hace varios meses, la situación está lejos de reducir su gravedad, y Tennis Australia no quiere correr más riesgos. Por lo tanto, Así, un segundo cambio relevante tiene que ver con las famosas “burbujas”. Todos los tenistas y personal relacionado con el torneo deberá estar en cuarentena, al menos, 14 días antes del inicio del torneo y no podrán salir de la burbuja durante el desarrollo del mismo.

Un tercer cambio tiene que ver con los torneos más importantes que se desarrollan en el país, junto con el Grand Slam. Para evitar movilizaciones entre ciudades, todos ellos se jugarán en Melbourne, y también estarán alojados en la burbuja.

Un cuarto cambio y que es muy relevante tiene que ver con los clasificatorios. Normalmente estos se juegan la semana anterior al torneo. Pero, dado que el gobierno australiano obligará a 14 días de cuarentena previo al torneo, estos clasificatorios se jugarán del 9 al 13 de enero en Dubai. Así, sólo las dieciséis jugadoras ganadoras en la qualy, así como las seis “lucky losers”, tendrán acceso al país.

Dubai fue seleccionada sobre Doha o Singapur, siendo una de sus grandes ventajas que una semana antes se jugará un torneo 500 en Abu Dhabi, dentro de los Emiratos Árabes Unidos.

La secretaría australiana encargada de emitir las visas de entrada, conscientes de que es imposible saber quiénes accederán al torneo, harán el reembolso del trámite a los jugadores perdedores durante la clasificación, para no afectar más a los tenistas.

¿Y los aficionados?

El evento es el más grande de toda la región Asia-Pacífico, con espectadores de todo el mundo deseando asistir. Debido a la alta demanda, en conjunto con la gravedad de la crisis, se ha determinado que se aceptará un 50% de capacidad en los estadios. Comparado con Roland Garros, último Grand Slam de 2020, es un incremento considerable.

De la misma manera que los jugadores, los aficionados deberán tener una cuarentena una vez que pisen territorio australiano.

¿Y si alguien da positivo?

En el caso de que cualquier involucrado dé positivo, la orden emitida por el gobierno es que deberá ser aislado 14 días para evitar contagios con el resto de la gente. Esto aplica para aficionados, jugadores, staff y cualquier persona relacionada con el torneo.

 

La pandemia de COVID-19 está lejos de terminar, pero las enérgicas medidas que se están tomando entre Tennis Australia y el gobierno buscan reducir al mínimo el riesgo de contagio. Será un buen ejercicio que determinará mucho del futuro del tenis durante 2021.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweet
Share