El COVID-19 comienza a afectar a la NFL, la organización tuvo que suspender el juego de Hall of Fame entre los Cowboys y los Steelers que debía de llevarse a cabo el 6 de agosto en Canton, Ohio. La ceremonia en la que varios prospectos entrarían al Salón de la Fama será pospuesta ya que la liga decidió no llevarla a cabo de manera virtual y sin público. Se espera que los equipos de la NFL se presenten a los campos de entrenamiento a partir de finales de julio o incluso hasta agosto.