La NFL, no se quiso quedar atrás y, al igual que varios de sus jugadores, decidió tomarse muy en serio el movimiento social que se inició en Estados Unidos tras la muerte de George Floyd. El organismo anuncio que donará 250 millones de dólares en los próximos 10 años para apoyar la lucha contra el racismo. Inclusive el mismo comisionado de la NFL, Roger Goodell, pidió disculpas por haber ignorado las protestas de los jugadores afroamericanos que conforman la liga.