Como reportamos el día de ayer, dos series de partidos de la MLB han sido suspendidas debido a la alta cantidad de casos de COVID-19 que hay dentro del conjunto de los Miami Marlins. La organización aún está analizando la situación, pero equipos como los Philadelphia Phillies, que tenían programado jugar en Miami una serie de partidos a partir de este viernes, se están negando a participar en los encuentros. Aunque la MLB tiene la última decisión en si se llevarán a cabo los partidos o no, la situación parece salirse de control y pone en riesgo la continuidad de la acción dentro de las grandes ligas de béisbol.