fbpx

“LA NATACIÓN ANTE EL NUEVO MUNDO”

“LA NATACIÓN ANTE EL NUEVO MUNDO”

La natación siempre ha sido un reflejo de superación, motivación, pero sobre todo de adaptación.

Ante los actuales retos que nos enfrentamos como humanidad, la natación nos impulsa a tener una empatía por el planeta, por la vida misma.

Es importante tener presente que toda vida en el planeta cuenta y el agua es una fuente de vida.

Para aquellos que se dedican a este bello deporte saben que estar en el agua implica más que un deporte, es un estilo de vida. Pero a su vez una forma de inspiración. Por ejemplo, Lewis Pugh[1] en el 2020 estuvo dispuesto a nadar en la Antártida para llamar la atención mundial respecto al cambio climático. ¿Nosotros que seríamos capaces de hacer?

Pues bueno, durante muchos años, la natación ha sido el deporte más practicado a nivel mundial, por encima del fútbol, el béisbol e incluso los Esports. Hoy en día, la crisis económica mundial, la pobreza, el cambio climático, pero sobre todo esta pandemia catastrófica que hemos sufrido ha generado un cambio en todos los deportes.

Diversos factores como la falta de contacto humano y el cierre de lugares públicos ocasionan que no se pueda practicar el deporte como antes. En el caso de la natación, al requerir estrictos protocolos para mantener los entornos saludables su regreso se ha tornado más complicado.

Sin embargo, como diría cualquier que se dedique a este deporte: “si nos ponemos el cubrebocas, pronto nos pondremos los goggles”. Esto refleja que quien practica natación mantiene una disciplina y constancia, ya que para lo que unos podrían ser una alberca, río o mar, para otros es su hogar.

En general el agua es fuente de vida y hogar de diversas especies en el planeta. Pero el ser humano ha logrado encontrar un equilibrio y a su vez consolidar a la natación como uno de los de los deportes más completos. Por un lado, nadar ayuda a la mejora del metabolismo, a la pérdida de peso, tonificación de músculos y sirve también para obtener un trabajo cardiovascular integral.

En resumen, la natación es un deporte completo y con mucha historia, el cual se encuentra al alcance de todas las personas, sin importar la edad u origen. Aunque se tienen indicios con diferentes civilizaciones de la antigüedad, es hasta el 19 de julio de 1908, que se creó en Londres, la Federación Internacional de Natación[2].

Desde ese entonces hemos podido ser testigos de grandes atletas tanto en campeonatos mundiales como en los Juegos Olímpicos. Nuestro mejor ejemplo, el más grande nadador olímpico de toda la historia de la natación competitiva con 28 medallas olímpicas, Michael Phelps. En el ramo femenil aunque la contienda más debatible, podría citar a Kristin Otto, Katie Ledecky y Jenny Thompson.

Es cierto que en este nuevo mundo y para 2021, tenemos un panorama incierto, pero sin duda será una gran oportunidad de replantearnos donde nos encontramos y qué podemos hacer. La natación seguirá en nuestras vidas y tanto deportistas como aficionados ansiamos ver regresar estas grandes competiciones del mejor deporte del mundo.

[1] Lewis Pugh, Embajador de los Océanos de ONU Medio Ambiente, Lewis Pugh se enfrenta al deshielo de la Antártica en un nuevo reto (unenvironment.org)

[2] FINA, fina.org – Official FINA website |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweet
Share