En cada una de las Grandes Vueltas, siempre hay una etapa considerada como la reina, por su dificultad especialmente en la montaña, y por la implicación que tiene para el desenlace. Pues bien, la etapa de este viernes se puede considerar así, y la mejor noticia es que un colombiano se la ha llevado.

El contingente se ha reducido a sólo 160 ciclistas, los cuales partieron de Châtel-Guyon para recorrer 191.5 kilómetros. Si la distancia ya era de por sí bastante, el contar con siete puertos puntuables, dos de ellos de categoría uno (incluyendo la llegada a la meta), ya era por demás sabido que hoy tocaba sufrir.

Desde temprano en la etapa, un grupo de competidores buscó el primer puerto, el Col de Ceyssat, entre los que estaban el líder de montaña, Benoît Cosnefroy y el francés Julian Alaphilippe. Fue Benoît quien demostró porqué es el líder y se llevó este puerto. Después Rolland coronó el Col de Guéry y, en este momento, el pelotón estaba ya a 5’45” de distancia.

Cada puerto era coronado por una persona distinta, ya que Madouas se llevó la Montée de la Stéle y Rolland repitió en la Côte de l’Estiade. Para este momento, la ventaja era de casi 11 minutos sobre el pelotón, que se vio sobresaltado con una caída que afectó a Bardet y Nairo, además del abandono de Bauke Mollema (Trek-Segafredo), que estaba decimotercero de la general hasta hoy.

Faltando 40 kilómetros, Schachmann protagonizó una escapada del grupo líder, llevándose el Côte d’Anglards-de-Salers, teniendo hasta 30” de ventaja. Pero Daniel Felipe Martínez empezó a aumentar el ritmo y, junto con Kämna, alcanzaron al alemán. A falta de dos kilómetros, el colombiano y el alemán pelearon rueda a rueda por la victoria, pero fue Daniel quien se proclamó ganador. Alegría para Colombia y Latinoamérica entera al ver a uno de los nuestros en lo más alto y ganando la etapa reina de este Tour.

En la general, Eslovenia tiene el 1-2 con Roglic y Pogacar, quien está a 44 segundos. Del tercero al sexto está ocupado por Colombia, con Egan, Rigoberto, Nairo y Miguel Ángel López, en ese orden. España también impone condiciones y Mikel Landa y Enric Más están en el top 10. Francia ha desaparecido ya de esta lista.

Sam Bennett mantiene el maillot verde sobre Peter Sagan y Benoît Cosnefroy mantuvo el liderato de la montaña. Ahora Egan deja el maillot blanco de los jóvenes tras ser superado por Pogacar, y la distancia es de 15”. Con la demostración de hoy, el EF Pro Cycling ya es el nuevo líder de equipo, y le saca tres minutos al Movistar Team. El Jumbo-Visma es tercero ya, pero a 23’02” y el gran perdedor es el Trek Segafredo, que se fue a más de 24 minutos.