La historia de amor entre los Los Angeles Lakers y LeBron James seguirá, al menos, por dos años más.  En un acuerdo histórico, jugador y equipo extendieron el contrato por dos años más y 85 millones de dólares, que representa la cantidad máxima permitida para este tipo de negociación.

De esta manera, “The King” buscará el bicampeonato y, por qué no pensarlo, un tricampeonato con los angelinos, obteniendo el mayor monto posible hasta sus 38 años, fecha en la que finalizaría el acuerdo, ya con James siendo un veterano de veinte temporadas.

Esta negociación exitosa también evita que LeBron llegue a la agencia libre al terminar la siguiente campaña, lo que hubiera puesto un poco de tensión a lo largo de la misma, y un verano tumultuoso para la organización. Amarrando a su máxima estrella desde un año antes, es más sencillo estructurar al equipo para el mediano plazo.

Como un dato adicional, LeBron está en tercer lugar de puntos de todos los tiempos, con 34,241. Manteniendo un promedio similar al de este año, incluso agregando a la proyección un declive propio de la edad, debiera superar a Karl Malone en el segundo puesto a inicios de la temporada 2022. El primer puesto, que le pertenece a Kareem Abdul-Jabbar con 38,387, debiera obtenerlo al final de 2023. Curiosamente, los tres jugadores alcanzarían sus récords de puntos y completarían sus carreras con los Lakers.

¿Qué pasó con Anthony Davis?

Si bien James se llevó una gran cantidad del salario permitido por equipo, esto no fue  un impedimento para que AD, la otra súper estrella del equipo, acordará un mega contrato. Como habíamos comentado hace unas semanas, era inminente que “La Ceja” continuará con los Lakers, y así lo anunció el equipo angelino el día de hoy.

Davis aceptó un contrato de $190 millones de dólares por las próximas cinco temporadas. Por lo que las estrellas del equipo de Los Ángeles seguirán brillando por más temporadas.

¿Podría darse un encuentro Lebron-Bronny?

Es la pregunta que muchos se hacen. Al concluir la temporada 2023, último año del contrato recién firmado por James, su hijo mayor estaría terminando la preparatoria. Actualmente, la liga prohíbe que un jugador recién egresado de este nivel educativo salte directamente a la NBA, debiendo esperar un año.

Sin embargo, esta regla ha sido ampliamente discutida y se piensa que en el corto plazo pudiera modificarse para evitar este año de espera. De ser así, la campaña 2024 sería histórica al ver jugar a James padre e hijo. ¿Podría ser en el mismo equipo? No lo sabemos.

Como dato histórico, algunos grandes jugadores que han saltado de preparatoria a la NBA antes de esta regla fueron Kobe Bryant, Tracy McGrady, Moses Malone y el propio LeBron James.

Faltan tres años para poder ver esto, pero lo que de momento se sabe es que “El Rey” tendrá al Staples Center de casa, vistiendo de amarillo y púrpura y seguirá deleitando a todos los fanáticos del deporte ráfaga.