El gobierno de Alemania ya anunció que el regreso de los aficionados a los estadios tendrá que esperar hasta finales de octubre.

La Bundesliga fue la primera liga del fútbol europeo que pudo volver a la acción y fue también de las primeras en plantearse el regreso del público para la próxima temporada, pero el ministro de salud Jens Spahn informó a través de su cuenta de Twitter que debido al aumento de los casos en el país europeo no quieren tomar ningún riesgo innecesario, por lo que los fanáticos germanos tendrán que seguir apoyando a sus equipos desde casa.