Esta semana marca el regreso de los jugadores de la NFL a los campamentos de entrenamiento. Como acordaron la NFL y la NFLPA, las pruebas de COVID-19 están siendo realizadas tanto a atletas como a los trabajadores de los equipos. Hasta el miércoles ya se habían reportado más de 100 casos positivos dentro de las franquicias de la organización, lo que está generando que algunos deportistas no quieran participar en los partidos de esta temporada. Un claro ejemplo de esto son los New England Patriots, en donde ya más de 6 jugadores del equipo tomaron la decisión de no participar en el 2020.