La semana pasada se anunció la cancelación de la Liga de Ascenso de México, dando lugar a la creación de un nuevo formato llamado Liga de Desarrollo. Este cambio elimina efectivamente tanto el ascenso a primera división como el descenso a segunda.

El presidente de la liga Enrique Bonilla informó que bajo el nuevo formato serán los equipos de primera división los que aportarán los recursos necesarios para la Liga de Desarrollo. En específico, los equipos que queden en los últimos tres lugares del cociente en la liga tendrán que dividirse para pagar una multa de 240 millones de pesos, que se utilizarán para ayudar a la situación financiera de la nueva Liga de Desarrollo.