El sábado se llevó a cabo el Draft de la WNBA de manera virtual y se dieron a conocer a las jugadoras que se integrarán la liga en la siguiente temporada. La primera en ser elegida fue la jugadora de la Universidad de Oregón Sabrina Ionescu, que ahora formará parte del equipo Liberty de Nueva York.

En el Draft también se le rindió un homenaje al recientemente fallecido Kobe Bryant y a su hija Gigi, quien soñaba con jugar basquetbol de manera profesional. La WNBA también presentó un premio con su nombre que será otorgado a aquellas personas que impulsen y apoyen el basquetbol de mujeres, como lo hacía el exjugador de los Lakers.