fbpx

OMITIR INTRO. EL DEPORTE COMO PRODUCTO.

OMITIR INTRO. EL DEPORTE COMO PRODUCTO.

Estás en casa con ganas de ver algo y tienes múltiples ofertas a un solo click ¿Netflix o Fox Sports?, ¿Instagram o Prime Video?, ¿Canal 5 o Twitch? Podrías optar por ver el partido de tu equipo o una película. Es aquí cuando se reitera que el deporte compite directamente contra cualquier opción de entretenimiento.

El presidente de la liga Javier Tebas lo planteó hace un par de años en el Sports Summit y para muchos era absurdo, ¿cómo dejarás de alentar a tu club para ver una serie? Bueno pues lo romántico del deporte hace tiempo que está cambiando. Los nuevos fanáticos consumen cosas que los entretengan, al instante, accesible y poco entienden de fidelidad. Así como cambiarán de equipo alentando en el que juegue Cristiano Ronaldo, lo mismo cambiarán de Netflix a Disney + apenas otorgue catálogos que les guste.

Dentro de este mundo del entretenimiento los canales deportivos han sido ancla para que la televisión de paga siga siendo consumida pues las transmisiones en vivo son exclusivas. Llevan subscriptores a SKY que buscan seguir la Premier League, como fans de la F1 que FOX ofrece en Total Play o los fanáticos de la NBA mediante ESPN en Dish. El deporte tradicional no lo ofrece ninguna plataforma de streaming de forma nativa pues los derechos millonarios hoy solo son adquiridos por las históricas cadenas televisivas.

Aunque hoy existen acuerdos de Amazon con Fox Sports en México o la Premier League en Europa. Son asociaciones con cadenas especializadas en transmitir deporte, Prime Video solo es el medio, no tienen contenido en vivo exclusivo.

La alternativa ante la usencia de derechos

Las plataformas de video bajo demanda por suscripción en internet (SVOD por sus siglas en inglés) tienen un crecimiento constante, acorde a CIU en 2019 la cantidad de suscriptores ascendió a 8.9 millones, más 4.5 millones de personas que igual consumen el contenido, tomando en cuenta que el 49% de los usuarios comparte cuenta. Prime video cuesta $99 vs $239 del paquete más básico de Dish. Las OTT no solo son más económicas sino que el prepago permite no atarse a contratar plazos fijos, sumado al contenido novedoso que la tv no suele ofrecer pero no tienen deporte en vivo. Aunque no parece ser una prioridad pues el live no forma parte de este modelo de negocio. Es entonces cuando Netflix y Amazon comenzaron a ofrecer contenido deportivo exclusivo. Aún si no obtienen el acuerdo de transmisión pueden ir directamente al fanático.

Un fanático que no solo quiere saber el resultado de su deporte favorito sino que quiere conocer el inside de su deportista o club favorito. Una cualidad que ya las redes sociales pueden ofrecer, no obstante las OTT lo formalizan haciendo cine.

Contar las historias del deporte es algo que ESPN suele realizar, lo hace de forma pasiva en SportsCenter y en modo documental con Capitales del futbol, 30 for 30 o recientemente Galácticos. Cabe recalcar que del líder mundial del deporte salió la exitosa serie Last Dance que distribuyera Netflix.

Justo el último baile revolucionó el contenido deportivo no solo por narrar la historia de uno de los equipos icónicos del deporte mundial sino por hacerlo en el momento en el que las ligas deportivas profesionales llevaban más de 30 días inactivas. Jordan explotó las redes 23 años después de la temporada que narra la serie documental. Cosa curiosa que sea 23, justo el número que enmarcó Jordan en la historia del deporte.

Ejemplos de series originales hay muchos tanto en Netflix como Prime Video, entre los que destacan Drive to survive (F1) u All or nothing (Futbol o NFL) que narran una temporada de una forma que atrapa, tal como te engancha House of cards, Game of thrones o cualquier serie no deportiva. Estas series han reflejado que el deporte tiene mucho que contar, más allá de las 69 vueltas o los 4 cuartos de juego.

Ya sea siguiendo a personalidades mundiales como al tenista Andy Murray (Resurgimiento en Prime Video) o al piloto Fernando Alonso (Fernando en Prime Video) o haciendo fenómenos mundiales a deportes sin tantos reflectores como el ajedrez en Gambito de dama (Netflix) o el karate en Cobra Kai (Netflix) las historias relacionadas al deporte son bastas y muy entretenidas.

En México el terreno aún es poco explorado, tan solo existe en plataformas Fuerza Necaxa (Prime Video) Maradona en Sinaloa (Netflix). Por fuera Chivas realizó la película de su campeonato de su doceava estrella; que incluso llegó al cine, Xolos con su serie Club frontera que transmitió mediante Facebook.

Necaxa fue el primer club en México en realizar una serie documental “Fuerza Necaxa-Prime Video (2016) Originalmente estrenada en Netflix”

 

Más historias por contar

El deporte crea dramas casi naturales con solo vivir un strike out, un pit stop o un match point. Que mejor forma de hacerlos producto que transformarlos en historias, que por cierto se van generando juego a juego.

Visto como una analogía, ¿y si en un futuro cercano ese intro es el juego en sí y el fanático solo se queda con los highlights? Dándole más importancia a la serie documental de la temporada que a la temporada en sí, de tal manera que el omitir intro es otra gran jugada de las plataformas de contenido para brincarse el juego. Lo iremos descubriendo…

 

Último capítulo

Por último; ya que estamos en las analogías, quiero compartirles que este documental en A Nivel de Cancha; que duró 12 meses, hoy llega a su fin. Espero se hayan divertido tanto como yo al escribir cada artículo. Nos seguiremos viendo en otra plataforma para seguir contando historias sobre este lindo mundo de los deportes y la industria que lo rodea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tweet
Share