Sin justicia no hay juego

Así lo hicieron saber los jugadores de los Milwaukee Bucks al boicotear el juego 5 de su serie de playoffs ante el conjunto de Orlando Magic. La decisión se da después de que se diera a conocer que, en Kenosha, Wisconsin, Jacob Blake recibió siete disparos por la policía de aquel lugar. Afortunadamente la persona no falleció, pero está paralizada y es muy probable que no pueda volver a caminar.

Tras un par de días donde los jugadores expresaron su sentir ante este hecho en las redes sociales, el conjunto del estado de Wisconsin, donde ocurrió el tiroteo, y avalados por sus directivos, decidieron llegar al recinto donde se supondría que jugarían, pero no salir a la cancha. Una vez que los árbitros escucharon a los jugadores, se retiraron también, seguidos por el Magic, que ya estaba calentando en cancha.

Una vez ocurrido este histórico hecho, la NBA decidió posponer los tres juegos (también jugarían Rockets vs Thunder y Lakers vs Trail Blazers). Aún no se sabe cuándo se reprogramarán y queda la gran incertidumbre de si se van a llegar a jugar.

Con información de Adrian Wojnarowski de ESPN, se sabe que a las 20:00 horas de Orlando se tendrá una reunión entre directivos de la asociación y los jugadores que quieran participar. Será una reunión bastante tensa, ya que se hablará tanto de la posible cancelación de los juegos del jueves, así como de toda la temporada.

Comentarios como el de George Hill: “Estamos cansados de los asesinatos y la injusticia” y demás muestras que se intensificaron hoy hablan de un interés de los jugadores por buscar un bien mayor y su forma de promulgarse es dejando de hacer lo que más aman.

En un acto de solidaridad, la WNBA decidió también cancelar sus tres juegos de hoy. Hombres y mujeres por igual alzan la voz clamando por justicia.

Una jornada histórica para el deporte ráfaga y para la comunidad deportiva en general. Se vienen horas y días intensos, donde está muy latente la opción de dar por concluida la temporada 2019-20. Adam Silver, comisionado de la NBA, ha logrado cosas muy importantes para el basquetbol, pero está ante el reto más importante durante su gestión y, de sus decisiones, dependerá si su legado crece y pasa a la historia como el comisionado más importante, o se manchará al tomar las medidas inadecuadas.