El Partido de este jueves entre los Baltimore Ravens y Pittsburgh Steelers está en riesgo de ser cancelado. El conjunto liderado por Lamar Jackson anunció a través de sus redes sociales que al menos diez de sus jugadores han dado positivo por COVID-19.

El día de ayer los Ravens anunciaron que sus instalaciones se mantendrían cerradas y hasta ahora, según reportes de varios medios, el equipo viajará el día de hoy a la ciudad de Pensilvania.