Damos paso a una pista legendaria, no es que Spa no lo sea, pero Monza siempre tiene un sabor especial dentro del campeonato. Suelen ser carreras emocionantes, con muchos rebases. Las escuderías aprovechan para poner el coche con mucho drag para alcanzar una velocidad de 372 km/h, velocidad récord que hoy tiene el Colombiano Juan Pablo Montoya.

El legendario circuito italiano no puede llegar en peor momento para Ferrari. El fin de semana pasado en Spa, Bélgica, ambos pilotos se vieron negados a entrar a la Q3 y acabaron la carrera sin sumar un solo punto. Esto evidentemente es un arma de doble filo ya que un buen resultado podría subir la moral, en caso probable que no sea así, van a tener que pasar un aniversario de 1000 carreras en fórmula 1 para la escudería en Mugello con mucha pena.

Es casa de los tifosi, territorio rojo, circuito sagrado y última carrera donde Charles Leclerc tuvo el puesto más alto del podio, ojalá repunten, por el bien de la máxima categoría y por el espectáculo de la F1.

Lewis Hamilton quiere seguir separándose de su coequipero Bottas, que nada más no ha estado al nivel de competirle, aquí es un poco donde extrañamos a Nico Rosberg que le arrebató un campeonato al británico.

En cuanto a Max Verstappen que se le ha visto bien estas primeras carreras, le queda pelear ese segundo puesto del podio y esperar algún error o fallo en la punta. Los Racing Points han dado un paso atrás al igual que los McLaren y Renault parece tomar mucha mayor fuerza en estas carreras. Será interesante ver esas batallas entre los 4-8 lugares de la parrilla.

Esperemos un fin de semana lleno de emociones, con buena estrategia y ojalá mejore el espectáculo.