La Provenza francesa es ahora quien recibe al pelotón del Tour. Como te contaba ayer, un descenso constante desde Gap hasta Privas traería emociones, especialmente con los sprinters que auguraban un final de alarido, lo cual se cumplió. Además, tuvimos una gran sorpresa con el maillot amarillo, que ya te platicaré más adelante.

Sin abandonos y manteniendo a los 172 corredores, los ciclistas partieron para recorrer los 183 kilómetros. Si acaso un pequeño intento de fuga, pero fue contenida rápidamente, lo que hacía que el pelotón fuera un grupo compacto. El ritmo era bastante bueno, y en el intermedio la gran duda era si Peter Sagan podría mantener el maillot verde o el irlandés Sam Bennett se lo podría arrebatar. Al final, ocurrió lo segundo, conquistando l’Éspine y siendo el ciclista más regular hasta el momento. Como el día anterior, Deceuninck-Quick Step y el Jumbo-Visma comandan el pelotón.

Siguiendo su camino, dos puertos de cuarta categoría están a la vista, lo que es aprovechado por Benoît Cosnefroy, de quien hemos venido hablando todos los días, y el ciclista de AG2R La Mondiale se afianza en el liderato de la montaña.

Poco antes de la meta, el Ineos-Grenadiers generó un abanico, que no llegó a partir el grupo, pero redujo la cantidad de sprinters que buscarían ganar la etapa. Llegando al último kilómetro, Wout van Aert, el propio Sam Bennett y Cees Bol fueron los que dieron el estirón final, pero el gregario de Primoz Roglic logró vencerlos con autoridad. Victoria para Wout, su primera de este año y segunda en la historia del Tour, alargando la leyenda de los ciclistas belgas en esta competencia.

Por lo tranquila de la etapa, no se veían sobresaltos en la clasificación general. Pero el jurado decidió penalizar al líder de la competencia, Julian Alaphilippe, con 20 segundos debido a un avituallamiento indebido (esto es, que recibió provisiones cuando no debía). Esto provocó que el ciclista baje posiciones en la general y, sorprendentemente, Adam Yates es el nuevo líder. Con un total de 22h28’30”, el británico del Mitchelton-Scott lidera con 3” de ventaja sobre Primoz Roglic del Jumbo Visma. Sam Bennett ahora tiene nueve puntos de ventaja sobre Sagan por el maillot verde y Cosnefroy casi dobla el puntaje de Michael Gogl por el maillot a puntos rojos de la montaña. Así mismo, Tadej Pogacar es el mejor joven seguido de Egan Bernal, y el EF Pro Cycling es el líder de los equipos.

Egan, Nairo Quintana, Esteban Chaves y Miguel Ángel López ascendieron un puesto en la general por la penalización de Julian Alaphilippe, quien ahora es decimosexto.

Mañana el Tour llegará al primer millar de kilómetros rodados, partiendo de Le Teil hasta el Mont Aiguoal. Será una etapa durísima, ya que los primeros 155 kilómetros son tranquilos, pero los últimos 36 tendrán al Col de la Lusette como el principal enemigo, con 11.7 kilómetros de subida al 7.3%. Un puerto de categoría 1 que hará que varios corredores pierdan tiempo valioso, y esperamos un movimiento importante en la clasificación. Para mañana, pongo mi ficha en un francés, ya sea Thibaut Pinot o el mismo Alaphilippe que llega con una motivación adicional por el tiempo penalizado.