fbpx

REGRESO DE LA F1 AL IMPETUOSO NÜRBURGRING

Este 11 de octubre, podremos presenciar uno de los circuitos más temerarios en la historia del automovilismo. En la carrera 11 de la temporada, regresa Alemania como sede de la F1 con el GP de Eifel, pero ahora el antiguamente conocido infierno verde se queda frío.

Aunque frío por la temporada atípica en la que se estará jugando, la pasión e ímpetu de los pilotos generará fuego en la pista. Y a pesar de que a principios de año tuvimos incertidumbre por el calendario, hemos sido testigos de grandes regresos, pero sobre todo de una sensación que hace tiempo no presenciábamos.

El fin de semana pasado en Sochi, pudimos ser testigos del triunfo de los ya consolidados 1, 2 y 3, de la temporada Lewis Hamilton, Valtteri Bottas y Max Verstappen. Para el GP de Eifel tendremos que esperar si se repite la historia o algún piloto le inyecta emoción y se atreve a arruinar las ya conocidas victorias de Mercedes.

¿Será posible? No lo creo. Apostar en contra de Mercedes y más en Alemania, además de temerario es imprudente, ya que el ritmo que mantienen carrera tras carrera torna casi un hecho su victoria.

Sin embargo, Nürburgring como una sede histórica del automovilismo, es el escenario ideal para romper las quinielas. Es cierto que ya no es tan peligrosa como en décadas anteriores, pero el circuito requiere de una calidad, compromiso y concentración como ninguna otra carrera. Por lo que no solo tendremos que ver vueltas rápidas, sino un control mental y un manejo integral del auto. Incluso me atrevería a comparar Nürburgring con Wimbledon en el tenis o al Estadio Azteca en el fútbol, por esa sensación que genera estar en una sede histórica del deporte.

Verstappen aun cuando se encuentre a 77 puntos del puntero Hamilton en la carrera por el título, estoy seguro de que nos brindará una grata sorpresa al cierre de año.

Las otras escuderías, como Racing Point, McLaren, Renault e incluso Ferrari se encuentran a años luz de los líderes de la temporada. ¿Por qué? Quizá porque han olvidado la esencia de lo que es el deporte, que es la competición y constante adaptación. Por ende, la falta de recursos no tiene que ser la justificación, sino todo lo contrario, las escuderías tienen que apostar y confiar en la sinergia entre pilotos e ingenieros. Esta confianza, les permitirá mejorar carrera a carrera, porque al final de cuentas, son los pilotos los que sienten el auto y los primeros en detectar sus necesidades.

En este sentido, el equilibrio, que tiene Mercedes tanto en ingenieros como en pilotos, los hace invencibles e incluso temerarios en el GP de Eifel. Lewis Hamilton, quien actualmente suma 6 campeonatos mundiales, se encuentra a tan solo 1 del histórico Michael Schumacher, quien acumulo 7 a lo largo de su historia. Lewis aprovechará este fin de semana para ir por su 7ma carrera de la temporada, y sumar 91 en su palmarés. Por lo que se encuentra más que motivado para seguir con esta racha y lograr su tan ansiado 7mo Campeonato Mundial de Pilotos.

Así que no se pueden perder esta emocionante carrera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *