Después del GP de Estiria, la escudería Renault había puesto varias quejas formales ante la FIA debido a incumplimientos del reglamento técnico por parte de las monoplazas de Racing Point. Pero al parecer todo esto ya quedó en el olvido y se conformarán con la primera sanción impuesta por parte de la organización, así lo anunció este martes el conjunto francés mencionando que ahora tiene otras prioridades en mente como es el nuevo Pacto de Concordia, firmado hace unas semanas por todas las escuderías y en el cual las nuevas reglas para este tipo de asuntos serán más estrictas.

Por lo tanto, ahora el único equipo de la Fórmula 1 que sigue con la intención de llevar este conflicto ante la corte de la FIA es Ferrari.