Australia y Nueva Zelanda serán la sede de la Copa Mundial femenina de la FIFA en 2023, y albergarán también el mundial femenil sub-20 en 2022. La votación se llevó a cabo a través de una videoconferencia y Gianni Infantino, presidente de la FIFA, ha anunciado ya el resultado. La sede elegida recibió 22 de los 35 votos válidos emitidos por los miembros del consejo de la organización. Adicionalmente, se anunció que en el torneo participarán 32 selecciones, a diferencia de la edición del 2019 en la que participaron 24 equipos.