Algunos países no han suspendido completamente los deportes en medio de la pandemia, como es el caso de las ligas de fútbol en Bielorrusia y en Nicaragua, donde se decidió que el espectáculo debía de continuar. En Nicaragua, además del fútbol, el boxeo sigue activo y el sábado 25 de abril se llevaron a cabo peleas de boxeo profesional en donde los aficionados asistentes usaron máscaras para prevenir el contagio y tomaron sus lugares con la distancia social determinada por las organizaciones mundiales de salud.