La ATP y la WTA anunciaron que la suspensión de todas sus competencias continuará hasta el 31 de julio. Algunos de los torneos afectados por esta decisión son Hamburgo, Bastad y Atlanta. Ningún torneo de tenis se disputará antes de agosto como lo acordaron los organismos del tenis esta semana, generando así que todos los torneos que se tenían planeados entre los meses de mayo y julio hayan sido cancelados. Según reportes existe la posibilidad de que este 2020 solo se puedan jugar los Grand Slams y Master 1000, torneos a los cuales no todos los jugadores tienen acceso.