La semana pasada regresó la Premier League a la acción en un encuentro donde el Arsenal se midió ante el Manchester City, los Citizens vencieron a los Gooners 3-0. Lo que parecía un regreso triunfal ha sido manchado con preocupación y peligro para la liga inglesa ya que uno de los jugadores del conjunto del Arsenal dio positivo a la prueba de COVID-19 un día antes del partido. Según reportes de varios medios en Inglaterra, este jugador y algunos con los que tuvo contacto tuvieron minutos durante el encuentro en el Etihad Stadium, lo que significaría que las reglas sanitarias que estableció la Liga habrían sido rotas por el conjunto de Londres.