Como todos los deportes en tiempos de Coronavirus, la Formula E también organizó un torneo virtual con sus competidores. El conductor Daniel Abt era uno de los participantes del torneo, pero quedo descalificado de la carrera debido a que los organizadores se dieron cuenta de que alguien más estaba compitiendo en su lugar. La FIA (Federación Internacional de Automóviles) se dio cuenta por que Abt estaba corriendo mejor de lo que regularmente lo hace por lo que decidieron checar su dirección IP en donde descubrieron que otra persona estaba corriendo la carrera en su lugar.