El defensa central del Liverpool, Virgil van Dijk, tuvo que ser operado el día de ayer después de sufrir una grave lesión en el partido contra el Everton.
Los Reds anunciaron de manera oficial que el neerlandés tendría que ser intervenido quirúrgicamente tras sufrir daño en los ligamentos de la rodilla.
Aunque el club aún no ha anunciado cuánto tiempo estará fuera, reportes de diferentes medios especulan que la baja será de al menos medio año, dada la gravedad de la lesión.