El Washington Football Team anunció el día de ayer que jugará sus partidos de local sin aficionados, convirtiéndose en la primera franquicia de la NFL que decide no recibir espectadores en su estadio durante la temporada del 2020.
Esta decisión la tomaron debido a la situación actual en el estado de Maryland ya que los casos positivos por COVID-19 aumentan cada día, lo que hace que sea una situación incontrolable para el equipo, así lo menciono el dueño del conjunto Dan Syder.